Gatos

Bigotes: el dedo de tu gato en el mundo

Bigotes: el dedo de tu gato en el mundo

Se dice que si los bigotes de un gato tocan un mouse en la oscuridad, el gato reacciona con la velocidad y precisión de una trampa para ratones. Los sentidos de tu gato evolucionaron de los del gato salvaje, una larga línea de cazadores y depredadores, y están diseñados con el propósito de acechar, cazar y matar.

Bigotes, o vibrissae, sirven como delicados órganos sensoriales del tacto y son el equivalente a la punta de nuestros dedos. Estos bigotes son sensibles a las vibraciones en las corrientes de aire: a medida que el aire se mueve, los bigotes vibran y los gatos usan mensajes en estas vibraciones para sentir la presencia, el tamaño y la forma de los objetos cercanos sin verlos ni tocarlos.

Los gatos tienen alrededor de 24 bigotes móviles, doce a cada lado de la nariz, dispuestos en cuatro filas en un patrón tan individual como nuestras huellas digitales. Los más fuertes y gruesos están en las filas del medio. También se encuentran pequeños grupos de bigotes en otras partes del cuerpo: en la parte superior de los bordes exteriores de las mejillas, por encima de los ojos y en la parte posterior de las patas delanteras (vibrisas carpianas o "bigotes de la pata"). Las vibrisas carpianas son comunes en los carnívoros que agarran a sus presas con sus patas delanteras.

Los bigotes son más del doble de gruesos que los pelos normales, y sus raíces se establecen tres veces más profundas. Están conectados al músculo, lo que les permite moverse hacia atrás y hacia adelante, y las dos filas inferiores pueden moverse independientemente de las dos superiores. Los bigotes tienen abundantes terminaciones nerviosas, lo que convierte a cada uno en un complejo receptor que permite que su gato detecte incluso los cambios más pequeños en el entorno, como las corrientes de aire, los cambios en la presión del aire, la temperatura o la dirección del viento.

Es una idea errónea que los gatos pueden ver en la oscuridad. Su visión nocturna es mejor que la nuestra, pero son los bigotes los que le permiten moverse en la oscuridad. Curiosamente, los gatos que nacen ciegos crecen bigotes más largos y gruesos que los gatos videntes y los usan en mayor medida. De hecho, los gatitos en el útero crecen sus bigotes antes que cualquier otro pelo, y al nacer son completamente funcionales, mientras que las orejas y los ojos no lo son.

Los bigotes son del mismo ancho que el cuerpo de su gato y se usan como localizadores al juzgar qué tan ancho es un lugar antes de entrar, lo que le ayuda a determinar si puede pasar por espacios pequeños. La longitud de los bigotes está genéticamente predeterminada, por lo que si su gato engorda, perderá esta función.

Los gatos cazadores pueden mover sus bigotes de un lado a otro para recopilar información sobre la presa. Por ejemplo, los bigotes pueden acercarse para dar información sobre la criatura cautiva en sus bocas. Tu gato puede determinar si la presa todavía está viva para que pueda aplicar una mordida asesina precisa. También sabe si puede o no dejar al animal capturado. Un gato cuyos bigotes han sido dañados puede morder la parte incorrecta del ratón que está atacando.

Los bigotes ayudan a proteger los ojos de tu gato. Cualquier toque en los bigotes estimula un parpadeo. Los bigotes son tan sensibles que a tu gato no le gusta que lo toquen. Debido a que son tan sensibles, los bigotes también pueden ser una molestia. Por ejemplo, a veces tocan los lados del plato para comer si no es lo suficientemente ancho, y su gato puede dejar de comer en lugar de experimentar estas sensaciones irritantes.

Tómese el tiempo para notar los bigotes de su gato. Su posición es una indicación del estado de ánimo de su gato. Cuando su gato siente afecto, sus bigotes apuntan hacia adelante y hacia abajo, pero cuando se siente agresivo, estarán hacia adelante y hacia arriba. Cuando están enojados o amenazados, se aplanarán contra las mejillas, mientras que su postura de acecho los mantendrá hacia adelante y tensos.

Los bigotes de tu gato no son solo una parte de su buena apariencia; cumplen funciones de vital importancia al proporcionar información sensorial sobre su entorno y su presa y son esenciales para su supervivencia. Si prestas atención, obtendrás un respeto más profundo por el increíble mundo sensible de los bigotes de tu gato.

Ver el vídeo: Cómo saber la raza de tu gato? - TODAS LAS RAZAS DE GATOS (Abril 2020).