Enfermedades condiciones de perros

Hidronefrosis en perros

Hidronefrosis en perros

Descripción general de la hidronefrosis canina

La hidronefrosis es la distensión o agrandamiento de la pelvis del riñón con la orina como resultado de la obstrucción del uréter, que es la pequeña estructura tubular que permite el paso de la orina del riñón a la vejiga urinaria. Puede ser causada por cualquier cosa que bloquee los uréteres, incluido el estrechamiento, el cáncer o las cicatrices. Otras causas incluyen:

  • Urolitiasis (cálculos en el tracto urinario)
  • Agrandamiento prostático
  • Ligadura involuntaria (amarre) del uréter durante la cirugía abdominal.
  • Masas en el área retroperitoneal, que es el área dentro del abdomen ubicada alrededor de los riñones.
  • Masas de la vejiga del área de los trigones, que es el área de la vejiga donde se vacían los uréteres.

    Los perros se ven afectados con mayor frecuencia que los gatos. No existe una edad, sexo o predilección de raza en particular.

  • De qué mirar

    Los signos de hidronefrosis en perros pueden incluir:

  • Beber y orinar en exceso
  • Dolor abdominal o de espalda.
  • Micción con sangre

    En los casos en que haya infección asociada o insuficiencia renal, observe los signos sistémicos de la enfermedad:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Letargo
  • Inapetencia
  • Diagnóstico de hidronefrosis en perros

    Se recomiendan pruebas de referencia para incluir un conteo sanguíneo completo (CBC), perfil bioquímico y análisis de orina en todos los perros. Aunque estas pruebas a menudo se encuentran dentro de los límites normales, puede haber cambios consistentes con insuficiencia renal o infección del tracto urinario. Las pruebas adicionales incluyen:

  • Un cultivo de orina bacteriano para verificar si hay infección asociada.
  • Radiografías abdominales (rayos X) para descartar cálculos (cálculos), masas, cambios prostáticos y otras enfermedades que pueden simular hidronefrosis
  • Ultrasonido abdominal para ayudar a visualizar el tracto urinario, en particular, las pelvis renales y, en algunos casos, la dilatación del uréter, así como otras estructuras abdominales.
  • Urografía excretora, que es un estudio de tinte del tracto urinario superior, incluidos los riñones y los uréteres, para ayudar a determinar la ubicación y la causa del bloqueo.
  • Tratamiento de hidronefrosis en perros

    Es muy importante determinar si la condición del perro justifica el ingreso al hospital para recibir tratamiento o tratamiento en el hogar como paciente ambulatorio. El tratamiento puede consistir en:

  • Fluidos y electrolitos.
  • Modificación de la dieta en aquellos pacientes con insuficiencia renal (riñón) concurrente o cálculos urinarios
  • Administración de antibióticos basada en urocultivo y sensibilidad.
  • Intervención quirúrgica, aunque esto generalmente no es necesario, aunque puede estar indicado en casos seleccionados. En casos severos, el riñón y el uréter afectados se extirpan quirúrgicamente.
  • Cuidado y prevención en el hogar

    Administre todos los medicamentos y la dieta según las indicaciones de su veterinario y regrese para el seguimiento. Si se observa algún cambio en la condición de su perro, notifique a su veterinario.

    Elimine los factores que predisponen a infecciones del tracto urinario o cálculos. La manipulación de la dieta puede ser beneficiosa para ayudar a prevenir la formación de ciertos cálculos y, a su vez, la obstrucción urinaria y la hidronefrosis.